La playa en Barcelona y alternativas

playa-de-barcelona

Muchas personas acuden a Barcelona de turismo en busca de disfrutar de su magnífico ambiente, sus edificios modernistas icónicos como la Sagrada Familia o la Pedrera, o la belleza de avenidas como las Ramblas y Paseo de Gracia. Sin embargo, no es menos cierto que muchos visitantes, sobre todo internacionales, también vienen a Barcelona con ganas de un poco de playa y aprovechar así el sol del Mediterráneo. La Barceloneta se convierte así en la opción más habitual, una playa que genera opiniones de todos los gustos.

Lo mejor de la playa de Barcelona

  1. Es muy grande: la Barceloneta es una playa gigantesca, muy ancha sobre todo, y por ese motivo nunca te faltará sitio en la arena para plantar una toalla. Eso la hace atractiva tanto para lugareños como para turistas.
  2. Es una zona con mucho ambiente en Barcelona: a lo largo del paseo marítimo están algunos de los clubs y discotecas más importantes de la ciudad. También hay varios hoteles frente a la playa que son una buena opción si quieres despertarte con vistas al   mar. Por si fuera poco, el barrio de la Barceloneta es uno de los barrios antiguos de la ciudad, con cierta estética medieval que lo dota de mucho encanto. Además, en él se come realmente bien.
  3. Está bien comunicada, a través de la línea amarilla de metro uno puede plantarse en la playa en pocos minutos desde cualquier punto de la ciudad. Una estación de metro que suele ser recurrente es Urquinaona, al lado de Plaza Cataluña.
  4. Cuenta con muy buenos servicios, aunque algo anticuados.

Lo peor de la playa de Barcelona

  1. Suciedad: tanto la arena como el agua no son las más limpias del mundo, y eso resta mucho potencial a la playa de la Barceloneta. Es el principal motivo por el cual los barceloneses no tienen en alta estima a esta playa.
  2. Exceso de turistas: como hemos mencionado ya, los turistas son los principales entusiastas de la playa en Barcelona, y pueden llegar a masificar algunas zonas en los meses de verano.

Alternativas a la playa en Barcelona

Todo esto hace que muchos barceloneses opten por pasar el día en playas de la provincia de Barcelona, pero fuera de la capital, posibilidad que la mayoría de turistas pasan por alto. Las opciones más habituales se encuentran en el Garraf o en el Maresme, de las cuales te destacamos:

  1. Sitges: ciudad preciosa en la Costa del Garraf, a menos de una hora de Barcelona. Su estética marinera y sus largas playas de arena dorada, sin olvidarnos de algunas casas modernistas fantásticas, merecen mucho la pena.
  2. Calella: en la larga Costa del Maresme hay muchas alternativas, siendo Calella una de las más atractivas. Es una playa larga y espaciosa, similar a las que podemos encontrar en la Costa Dorada.
  3. Sant Pol de Mar: una propuesta con algo más de encanto, ya que Sant Pol de Mar es sensiblemente más pequeño que Calella. Un buen sitio para pasar el día en la playa y  tomarse un arroz con marisco cerca del mar.

Como podéis comprobar, en Barcelona y alrededores hay opciones de sobra para ir a la playa. ¡Disfruta de tu viaje a la ciudad condal!